VII. Obligación de informar sobre los casos de chantaje y extorsión

Aunque un funcionario público u otra persona (por ejemplo, un cliente potencial) le solicite un pago indebido, eso no constituye una excusa para violar esta política. Los empleados de PetroAlianza deben negarse a tal solicitud o petición e informar de inmediato cualquier intento de chantaje o extorsión al Director.

La política de PetroAlianza prohíbe el soborno y la corrupción, ya sea de forma directa o indirecta. En Venezuela, contratar agentes bien conectados o “facilitadores” para ayudar a identificar y plantear nuevos negocios, para presentar a personas o para presionar a funcionarios públicos es una práctica común. Esto puede considerarse un canal para sobornos. 

Esperamos que nuestros agentes, consultores, socios de empresas en participación, o cualquier otro tercero que actúe en nuestro nombre (“socios empresariales”) lleven a cabo servicios legítimos, y que se adhieran a los estándares de conducta ética y profesional, tal como se describe en esta política. Si usted identifica una alerta, por favor, póngase en contacto con el responsable de cumplimiento de ética global.